martes, 24 de enero de 2012

Un doctor intenta clonar a un ser humano

El doctor Panayiotis Zavos asegura haber clonado 14 embriones humanos y transferir 11 de ellos en la matriz de cuatro mujeres que están preparadas para dar a luz a bebés clonados.
El proceso fue incluso filmado por un documentalista independiente que ha asegurado que la clonación sí tuvo lugar y que las mujeres estaban en realidad dispuestas a embarazarse con los primeros embriones humanos clonados específicamente con el propósito de la reproducción humana.
El médico británico ha roto los tabúes de colocar embriones clonados en una matriz humana, un procedimiento tipificado como un crimen en Gran Bretaña y que también es ilegal en un gran número de países.
Para lograr su cometido, se presume que Zavos llevó su trabajo a un laboratorio secreto en algún lugar del medio oriente, en donde no existen prohibiciones sobre la clonación humana.
Aunque ninguna de las inseminaciones fructificó en un embarazo, el polémico doctor señaló que se trata del primer capítulo en su intento de producir un bebe clonado con células de la piel de sus padres.
"No hay duda sobre eso. Puede que no sea yo quien lo logre, pero un bebé clonado es algo que llegará. No hay forma de que no suceda", aseguró el doctor en una entrevista con el diario The Independent.
Si intensificamos nuestros esfuerzos, agregó, podríamos tener al primer bebé clonado dentro de uno o dos años, aunque el sentido principal es que éste sea completamente sano.
A pesar de las denuncias de científicos por sus prácticas, un gran número de parejas se han acercado en los últimos años a Panayiotis Zavos para que los ayude a superar sus problemas de infertilidad con la misma técnica de clonación que fue utilizada en 1996 para crear a la oveja Dolly.
"Las parejas que acuden a mí consideran la clonación humana como la única opción disponible después de estar cansados de intentar tener un bebé por todos los métodos posibles", menciona el médico.
Zavos asegura que la intención de este procedimiento no es crear clones de Michael Jordan o Michael Jackson, pues las celebridades quedarían exentas de participar en ello.
Señaló que si se llegase a descubrir que la técnica de la clonación no funciona en los humanos, desistiría de sus intentos. "No quiero tener muertos en mi conciencia para poder lograr mi objetivo. Mi ambición es sólo para ayudar a la gente".