martes, 24 de enero de 2012


JUGAR A SER DIOS CREANDO UN ROBOT CON RASGOS HUMANOS

Pese a que tiene sensores en los pies, le falta el balance de un ser humano real. Por ahora, el robot HRP-4C que mide 1,58 metros sólo servirá para ser exhibido y atraer multitudes.
Sus creadores afirman que podría ser usado en parques de diversiones o para realizar simulaciones de movimiento humano, como una instructor de ejercicios, por ejemplo.
La armadura del robot HRP-4C, sin rostro y sin la cubierta, se venderá en 200.000 dólares y la programación de su tecnología será publicada a fin de que otra gente pueda contribuir con movimientos, dijeron los científicos.
El robot tiene 30 motores en el cuerpo, lo cual le permite caminar y mover los brazos, al igual que ocho motores en el rostro para crear expresiones como irritación o sorpresa.